Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Aceptar Leer más

¿Qué es una corona dental?

 

¿Te has preguntado alguna vez qué es una corona dental y para qué sirven pero nadie te lo ha explicado nunca? ¡No te preocupes porque aquí te lo contamos todo! Una corona dental se utiliza principalmente para cubrir un diente destruido o que ha estado en mal estado previo. También pueden utilizarse para mejorar el aspecto de un diente por diferentes motivos. El dentista recomendará utilizar coronas dentales en varios casos como son los siguientes.

-Reemplazar roturas o lesiones producidas en el diente.

-Evitar que un diente que ya está estropeado se fracture aún más.

-Reparar un diente fracturado o que presenta graves lesiones.

-Colocar un puente dental en las zonas en las que hay espacio interdental.

-Cubrir un implante dental o un diente que ha perdido gran parte del esmalte natural.

-Cubrir un diente al que previamente se le ha realizado un conducto radicular.

En contra de lo que muchos puedan pensar, las coronas dentales no molestan ni duelen. Además, cumplen una función estética, ya que no son perceptibles, pasan desapercibidas como una parte más de un diente natural. En cuanto a la duración, de promedio duran unos 30 años aunque lo habitual es que aguanten en perfectas condiciones entre los 18 y los 23 años. La duración no dependerá tanto de la elección del material sino de los cuidados bucodentales y de la frecuencia de visitas al odontólogo para pasar los controles pertinentes.

Uno aspecto relevante en la elección de una corona u otra es el precio. Sin lugar a dudas, la cantidad a pagar variará enormemente entre un tipo de corona dental y otro. Existen diferentes tipos de coronas dentales dependiendo de los materiales y las necesidades de cada paciente, siendo las más habituales las siguientes:

– Metálicas. Las coronas metálicas (hechas en oro, plata o zirconio) son especialmente resistentes y ofrecen una altísima rentabilidad a medio-largo plazo. Sin embargo, el principal inconveniente está en el aspecto estético. Hoy por hoy ver a una persona con un diente de oro, plata o zirconio genera cierto rechazo. En el caso concreto de los dientes metálicos de oro son especialmente caros, mientras que la plata y el zirconio tienen un precio más económico.

-Cerámicas. Las coronas de cerámica quedan muy naturales una vez colocadas y apenas son percibidas como un recubrimiento dental. Además, son muy resistentes. Suelen tener un precio de 120 euros.

-Zirconio. Las coronas de zirconio presentan un aspecto muy natural, con un acabado muy parecido al del diente original. Son muy recomendables en algunos casos porque además dejan pasar la luz. El precio medio de este tipo de corona dental está entre los 350 y los 400 euros.

-Resina. Las coronas de resina se plantean como soluciones económicas provisionales. Son bastante más baratas en comparación a las coronas dentales hechas con otros materiales pero tienden a fracturarse con muchísima facilidad. El precio oscila desde los 80 euros.

-Metal y porcelana. Cada vez es más común optar por materiales combinados como coronas de porcelana sobre metal. Son especialmente recomendadas en casos en los que el diente esté muy afectado. La base sobre la que la corona dental va encajada es de metal lo que le aporta una altísima resistencia. Sobre la parte vista del metal va una capa de porcelana para que se asemeje al máximo a un diente real.

En E&D realizamos cualquier tipo de prótesis dental desde implantología, prótesis fija, removible, esqueléticos y ortodoncia, siempre bajo el compromiso de ofrecer máxima calidad con los mejores materiales del mercado.