Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Aceptar Leer más

Férula Michigan

Si tus clientes sufren bruxismo, desde EyD Prótesis te recomendamos la férula Michigan o férula de descarga como la mejor solución para combatirlo y evitar sus principales efectos negativos, como el desgaste dental y las molestias en la articulación temporomandibular.

Férula Michigan

Férula de descarga – Fuente: arielquintana.es

La férula Michigan o férula de descarga es un protector de resina acrílica que se fabrica de forma totalmente personalizada para cada paciente. Para evitar un uso perjudicial para su salud, es importante saber identificar las férulas de descarga, cuyo único objetivo es evitar la oclusión de mandíbula, de otras fabricadas con otros fines. Para ello, es importante tener en cuenta las características principales de una férula de descarga o férula Michigan:

Por otra parte, para frenar el hábito del bruxismo –que se puede manifestar durante la noche pero también durante el día, siempre de forma inconsciente- y paliar sus efectos, es recomendable complementar el uso de la férula de descarga o férula Michigan con actividades que ayuden a reducir los niveles de estrés. Ejercicios de relajación, introducir un estilo de vida saludable a través de alimentación y deporte y vigilar ciertas prácticas como masticar chicle, incorporar malas posturas corporales o consumir bebidas excitantes pueden contribuir a reducir el bruxismo.

Con estas prácticas y el uso de la férula Michigan, el paciente comprobará en un corto periodo de tiempo que el desgaste dental se frena y la tensión muscular y los dolores de mandíbula e, incluso, de cabeza, cuello y cervicales se aminoran. Asimismo, conseguirá redireccionar la posición mandibular que con el tiempo hubiese adaptado y también la mordida, a través de la corrección de las posiciones articulares.

La férula de descarga o férula Michigan es la mejor opción para que tus pacientes combatan el bruxismo y en EyD Prótesis somos especialistas, ¡consúltanos!