Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Aceptar Leer más

11 mitos sobre los implantes dentales

11 mitos sobre los implantes dentales - E&D Protesis
11 de febrero de 2019 0 Comentarios

En los últimos años, la implantología dental ha vivido una auténtica eclosión en España, ya que en muchos casos es el mejor tratamiento para solucionar ausencias dentales. Aun así, hay muchos mitos y falsas creencias, que provocan que muchas personas no se decidan a consultar a su dentista sobre esta intervención. Esto evita que mejoren el estado de su salud bucodental y su calidad de vida en general.

Los implantes dentales son la mejor solución para sustituir uno o varios dientes y una gran alternativa para devolver la estética y la funcionalidad a los pacientes.

En E&D Prótesis hemos querido recopilar los mitos más habituales y explicar qué tienen de verdad y qué de leyenda.

 

  1. «Los implantes suelen rechazarse, ya que son un elemento extraño al hueso»

Esto no es cierto, los implantes no producen alergia ni rechazo, ya que están compuesto de una aleación de titanio. Este metal es bioinerte, es decir, no reacciona al contacto con tejidos o células vivas, lo que conlleva a una integración total con nuestro hueso. Por eso, el término rechazo es incorrecto.

Si queremos describir el proceso en el que el implante no llegar a unirse con el hueso, hablaremos de “fracaso de integración u osteointegración”. Aunque un implante falle, siempre será posible colocarlo de nuevo, y en este caso será esencial hallar los factores que han causado este fallo para poder controlarlos.

 

  1. «Cualquier dentista puede poner implantes dentales»

Esto no solo es un mito, sino que es un mito peligroso. La implantología es una especialidad odontológica que reviste una gran complejidad, por eso, el profesional que lleve a cabo esta intervención debe tener una experiencia mínima determinada por la dificultad de cada caso.

Son muchos los factores que definen la técnica quirúrgica que hay que utilizar, el tipo de implante a seleccionar, así como conocer y actuar frente a los factores de riesgo que presente el paciente. No cabe duda de que el tratamiento implantológico es un tratamiento de especialización que involucra varias disciplinas, entre ellas la cirugía y la prótesis.

 

  1. «Los implantes son solo para personas mayores»

Aunque son las personas mayores quienes suelen presentar pérdida de piezas dentales y reemplazarlas con implantes, cualquier persona que haya finalizado su crecimiento óseo, entre los 17 y los 19 años aproximadamente, puede necesitar un implante. En adultos jóvenes, lo más habitual, es que sea por una pérdida por traumatismo de alguna pieza dental.

 

  1. «Ponerse implantes es un proceso largo y doloroso»

¡Nada de eso! Con todos los avances que se han realizado en este campo, la implantología de carga inmediata permite disfrutar de los nuevos dientes en solo 24 horas, y con un proceso prácticamente sin molestias, ya que las incisiones son mínimas gracias a la cirugía guiada, bajo anestesia local.

En cuanto al postoperatorio, siempre hay que seguir las recomendaciones del cirujano, pero es un proceso en general poco molesto. Con esto, desmontamos el siguiente mito.

 

  1. «Los implantes no requieren cuidados específicos»

Esto no es verdad, ya que los implantes dentales exigen un cuidado y mantenimiento rigurosos, y no deben tratarse como si fueran dientes. Se defienden mucho peor ante las infecciones, y por ello es fundamental realizar un seguimiento y llevar a cabo una limpieza adecuada para evitar la acumulación de sarro y placa bacteriana.

Siguiendo unos sencillos consejos, es posible mantener en perfecto estado tanto los implantes como la salud bucodental en general.

 

  1. «No se pueden poner implantes si no tengo hueso.»

Aunque cada caso es diferente, hoy en día las técnicas de reconstrucción en 3D permiten realizar la cirugía de forma virtual, y anticipar y resolver problemas como la falta de hueso.

La colocación de los implantes dentales suele realizarse sobre el hueso maxilar, aunque en la actualidad se ha desarrollado una técnica para insertarlos en el hueso del pómulo.

Incluso, se puede llegar a aplicar técnicas de regeneración de tejidos cuando sea necesario, para que el implante quede totalmente fijado e integrado con las otras piezas dentales.

 

  1. «Los implantes no son estéticos»

Los pacientes, en ocasiones, tienen miedo a que se vean diferentes al resto de piezas dentales, en color y forma, o a que el titanio se ennegrezca y sea visible… Pero hoy en día los implantes son indistinguibles de los dientes naturales, y los nuevos materiales son duraderos y no se estropean con el paso del tiempo.

Además, los implantes se aferran al hueso del maxilar o la mandíbula del paciente, permitiendo comer, reír, hablar… con total normalidad, sin temor a que la prótesis se mueva o se caiga.

Se pueden utilizar materiales como el Zirconio en la parte visible de la parte protésica, consiguiendo así imitar con gran exactitud el diente natural, como hacemos en nuestro laboratorio de prótesis dental.

 

  1. «Los implantes no son una solución duradera»

¡Falso mito! Si se realiza con garantía de uso de buenos materiales, por un buen especialista, y se realizan los cuidados bucodentales adecuados, los implantes dentales pueden durar toda la vida.

Según los estudios, se calcula que más de un 90% de los pacientes que han elegido este tratamiento, conservan su implante 15 años después de la intervención. Aunque hay que tener en cuenta el punto 5, y darle un cuidado específico a los implantes.

 

  1. «Los implantes aumentan el riesgo de inflamación de las encías»

Las enfermedades que provocan inflamación en las encías, como gingivitis y periodontitis, tienen otras causas, pero no se originan por los implantes. El paciente con problemas en las encías debe tener en cuenta que estos tienen que estar controlados antes de colocar los implantes, y que una vez colocados deben realizarse revisiones regulares.

 

  1. «Los implantes dentales son muy caros»

No podemos escatimar en nuestra salud bucodental, ya que al colocar el implante, no solo ganas estética, sino que mejoras tu funcionalidad, autoestima y por supuesto salud. Además, teniendo en cuenta que se amortizan durante toda la vida, salen mucho más a cuenta que hacerte miles de tratamientos y sólo conseguir un “alivio” poco duradero.

 

Y por último, el mito que más nos gusta en E&D Prótesis:

  1.  «Los implantes hacen sonar el control del aeropuerto»

Los materiales que se emplean en implantología no son detectados por los escáneres de aeropuertos ni otras instalaciones, por lo que no suponen ningún problema.

 

Esperamos que os hayamos resuelto las dudas, y que confíes en profesionales para cuidar vuestra boca. Y si eres profesional, recuerda que en E&D Prótesis, encontrarás todo lo que necesitas con una calidad inmejorable.

¡Hasta el próximo post!

Deja un comentario